Olanchito Literaria

Literature & Poetry of Honduras

Ernesto Bondy

Ernesto Bondy


NINFA-ARIAS-OMAR-BANEGAS
**“Así como van las cosas, los libros los vamos a tener en las joyerías y no en librerías.

**“En la literatura en Honduras nadie va a ganar un centavo”.
**Su segunda novela está traducida a cuatro idiomas electrónicos.

“Con el sombrero calado hasta las cejas, protegiéndose las orejas de las frías patas de las moscas, el capitán Abelardo Martínez se desplazaba nervioso de un lado para otro para eludir las molestias de los insectos y el repugnante olor a sebo humano que traían las oleadas de viento…” así comienza la primera parte de la novela titulada: “La Mitad Roja del Puente. Nacaome Aktion”, del escritor y agrónomo, Ernesto Bondy Reyes. Se trata de una obra de intriga y emoción, llena de ficción sobre el espionaje militar durante la segunda guerra mundial, donde la cancillería del Führer envía a Honduras a un aristocrático prusiano condecorado con la Cruz de Hierro, entrenado en las artes de la guerra, con el propósito de mediar diplomáticamente. De allí en adelante se desarrolla una serie de acontecimientos relacionados con el famoso puente de hierro de Nacaome. Bondy Reyes tuvo que buscar en Argentina la editora “Libros en red”, que hizo un magnífico trabajo con la obra, un buen libro de más de 500 páginas, con un papel de primera y una portada que cumple con todos los requisitos del código de barras, permitidos para su publicación. También ha sido puesta en cuatro formatos electrónicos que permite su descarga en todas las modalidades electrónicas para libros.

¿Cómo entra al mundo de la literatura?
Mi padre siempre leía en alemán, pero a nosotros nos compraban obras de Julio Verne y otros autores de la época. Se leía mucho en casa y recuerdo que se puso de moda Jean Fleming con su famoso libro del Agente 007, Marcela Fuente y todos los libros de bolsillo que caían entre los amigos.

Un circulo literario familiar…
Después, en Perú se leía mucha más que aquí, estaba de moda García Márquez y se discutía mucho con los amigos en la universidad; y en casa, con mi esposa e hijos también se lee mucho. De todo eso se me ocurrió ir tomando notitas y tengo maletas de notitas.

¿Cuándo se decidió a escribir?
Un día viendo todo lo que tenía decidí e hice mi primer cuento, muy bonito, y luego el segundo cuento.

¿Empezó como aficionado?
Si, en realidad esa fue mi primera acción porque en la literatura en Honduras nadie va a ganar un centavo, aunque no me ha ido mal con la venta de mis libros y casi todos tienen segunda edición.

OB-Dia-7-Literario_04-06-15¿Cuál fue su primer libro?
Fue un cuento que venía de la idea –había viajado a Tokio—y allí vi una idea de que el modernismo de los bips, bips, bips (todo sonaba), los semáforos para los ciegos incluso y se me ocurrió que hostigaba; entonces, se me ocurrió contar cómo aplicar una tecnología de estas en una Tegucigalpa de los años cuarenta. Se me ocurrió el primer cuento que se llama El Reloj del Calvario. Un alcalde pone un reloj digital en una iglesia antigua y el bip empieza a alterarle la vida a todo el pueblo.

El segundo y el tercero…
Me encantó el cuento, entonces hice el segundo y el tercero y así empecé a meterme en el libro en Honduras. Del área de la ciencia salgo al área de las letras a cincuenta años de edad y escribí cuentos, hasta lograr la transición al libro que es “La Mujer Fea y el Restaurador de Obras”. Se editó dos veces. Después pasé al tercero, de “Ninfas, Sabores y Desamores”, a propósito de ninfas, nombre exótico, pero siempre quería escribir novelas.

Como Caribe Cocaine…
Siempre pensando en escribir novelas, me senté y escribí Caribe Cocaine. El esfuerzo entre un cuento y una novela es terrible y me tocó con mi primera novela.

Según la crítica su novela es la que más se acerca a la realidad del mundo del narcotráfico, ¿cómo lo logró?
Caribe Cocaine trata de un gran envío, de un mega envío. Conozco mucho Bolivia, Perú, Ecuador, Honduras y todo lo que está en medio con Estados Unidos; entonces, se me ocurrió hacer ese gran envío, asociado a una agrupación secreta indígena, peruana o andina porque estaba de moda eso. Se asocia ese gran envío jamás visto con el gran mercado que es Estados Unidos. Hice ficción de los mecanismos y es eso, totalmente ficción. Y a veces leo en los periódicos tantas realidades que se parecen mucho a la ficción de mi libro.

Supera la realidad… ¿Cuánto tiempo investigó para plasmarlo como una ficción?
Mis investigaciones son los periódicos; soy de los que leo los periódicos y voy recopilando toda la información.

¿Es de los que se leen el diario de “cabo a rabo”?
Si, sí, yo agarro el periódico y voy seleccionando todo lo que deseo ver. Los periódicos siguen siendo una fuente de información.

EL-ES-ERNESTO-BONDY-REYES¿Y Caribe Cocaine se ha quedado en ficción, comparado con lo que está pasando en la actualidad en el mundo del narcotráfico?
Es una bonita novela porque es de buenas relaciones; mis traficantes son antihéroes, son gente muy inteligente, como Armandin Mata, o cuando hablas del dueño de Pablo Escobar, que manejan presupuestos superiores a los de una nación. Desde otra perspectiva, ellos manejan relaciones comerciales complejísimas. Lo que para un empresario sería un fracaso, simplemente se queda con la deuda, pero ellos no, si fracasan solo les espera la muerte.

¿Cómo llegó a La Mitad Roja del Puente?
Me dije: bueno, yo, ¡no más cuentos! Avancé a las novelas; Honduras no tiene novelistas, hay muy poco en novela. En el camino de Caribe Cocaine hay mucho camino. Cada dos años he estado sacando un cuento, pero también escribí suficientes cuentos para sacar un libro más, pero lo paré, me dije: ¡no! Y seguí con la novela. Editar y llegar al libro es lo importante para mí. Hace un mes no tenía nada, pero ahora si tengo un libro que lo podemos hojear, tocar, leer. Tengo mi segunda novela y ya estoy pensando en la tercera.

Está “calientito” este libro…
Entró al país hace dos semanas, agradezco que me dejen hablar de él en este espacio. Solo hay 40 ejemplares en esta primera edición y solo 40 van a ver, porque ese es mi compromiso con la editorial, pero más adelante vamos a ver si editamos en Honduras otros ejemplares. Esto se editó en Buenos Aires.

¿Por qué tan lejos la edición?
Yo creo que en Honduras falta apoyo de edición a los escritores; entonces, uno –tu vienes de afuera del mundo de las letras, me decían— de repente, quiere que le editen y se da cuenta que lo tuyo es más perfecto que lo que te ofrecen. Yo anduve buscando editoriales grandes, pero es más difícil y complejo, demora mucho tiempo y en algún momento me dije, como siempre actué, no, mi libro lo saco yo. Trabajamos con la editorial online y trabajamos así todo el tiempo, me hicieron un excelente trabajo y fue traducido a cuatro idiomas electrónicos, está en Amazon, Nobles, en el espacio sideral. Antes tenía mis libros en cajas. Así como van las cosas los libros los vamos a tener en joyerías y no más en librerías porque se encarece terriblemente.

Los costos de papel  y tinta son cuantiosos…
Por ejemplo, esta edición tan pequeña en papel pagó 55 lempiras cada uno solamente por impuestos de almacenaje, lo cual me sorprendió. Y entonces, yo pregunté: ¿en Honduras hay impuestos para los libros?, no, no hay impuestos, me dijeron, pero disimuladamente hay impuestos y costos de almacenaje y trámite inauditos. Me cobraron incluso 5 lempiras de costo de internet. ¡Hombre…! El libro, sin darle nada al escritor, te cuesta 700 lempiras y eso es el 10 por ciento del salario mínimo. ¿Quién va a comprar libros?, ¿quién va a vender libros?

El poeta se cruza con su musa y de ahí le viene la inspiración, pero ¿el novelista?
El novelista si se encuentra con su musa, la mete a la cama y convive con ella porque necesita inspiración tres años seguidos.

No me diga quién es su musa… puede esta novela participar en concursos literarios…
Se estimula muy muy poco, pero la Universidad Nacional Autónoma de Honduras está impulsando un gran beneficio que es el concurso de novela que está haciendo la universidad, es algo fabuloso y va a estimular mucho a los escritores porque está dando un premio de 10 mil dólares.

¿Podría participar  su obra literaria?
No, porque le pusieron límite de 300 páginas y los que escribimos más no podemos competir en nuestro país. Me parece que fue una falla, pero sin duda, este concurso es bueno para los escritores hondureños. Ahora ya está y quizás por eso no hay recibido respuesta, es una pena para mi quedarme fuera.

OB-Dia-7-Literario_04-06-15-20–¿Qué pasa en La Mitad Roja del Puente?
Es juntar pequeñas historias que ocurrieron en 1940, en una ficción completa. Qué ocurre en Alemania de 1940, que Hitler está invadiendo Europa y su misión principal es invadir Moscú; tiene más de 100 divisiones blindadas rodeando Moscú, tiene 2.5 millones de personas esperando el ataque, pero, de repente, se da cuenta que en Honduras, allá lejos por sobre el atlante, Carias está construyendo el puente de Nacaome y hay una asociación entre el puente de Nacaome y la invasión de Moscú y el servicio de inteligencia del Führer la encuentra; entonces, manda a unos embajadores y espías y esa es mi novela.

–Antes mencionaba que era forastero en la literatura porque su profesión es la de ingeniero agrícola, ¿es más difícil entrar al mundo de las letras?
Al inicio más, pero no es difícil. En este momento yo ya me siento adentro y fue Leticia de Oyuela la que me presentó mis libros, que tienen algo de historia y ella me decía: Ernesto, tu eres prestado de otro lado. Ahora soy académico de la Academia Hondureña de la Lengua, hace mes. El mundo de la letra tiene más gente asociada a la academia y son otras vicisitudes las que tienes en el mundo literario. Aquí hay gente muy culta, muy ilustrada y hay más simbología en las letras, que en las ciencias.

La Academia Hondureña de la Lengua es el club más selecto de las letras…
Es muy bonito conocer a tanta gente, diversa, que te hace pensar. Hay uno que escribe en LA TRIBUNA, que me hace ver que tengo que ilustrarme más, es gente que su mundo son las letras, me gusta lo que escribe pero siempre me deja esa sensación.

Entregan los premios de Ciencia, Arte y Literatura Honduras 2014


 Los galardones recayeron en las figuras del doctor Abelardo Isaac Aguilera Peralta, profesor Miguel Antonio Rodríguez Gudiel y el doctor José María Leiva Leiva, respectivamente.Los galardones recayeron en las figuras del doctor Abelardo Isaac Aguilera Peralta, profesor Miguel Antonio Rodríguez Gudiel y el doctor José María Leiva Leiva, respectivamente.

TEGUCIGALPA.- El Gobierno  entregó en un acto solemne este día, los Premios Nacionales de Ciencia, Arte y Literatura correspondientes al año 2014, los cuales recayeron en las figuras del doctor Abelardo Isaac Aguilera Peralta, profesor Miguel Antonio Rodríguez Gudiel y el doctor José María Leiva Leiva, respectivamente.

Mediante Decreto No. 100, del 11 de octubre de 1967, se crearon los Premios Nacionales de Ciencia “José Cecilio del Valle”, de Arte “Pablo Zelaya Sierra”  y  de Literatura “Ramón Rosa”, con el fin de motivar e incentivar a aquellos ciudadanos y ciudadanas que se dedican a cada una de estas ramas del saber y cuyas trayectorias tengan trascendencia nacional e internacional.

El Premio Nacional de Ciencias “José Cecilio del Valle” se le entregó al doctor Abelardo Isaac Aguilera Peralta, quien nació en  Morocelí, El Paraíso el 3 Junio 1965,  fue bachiller en Ciencias y Letras en el Instituto Salesiano San Miguel, posteriormente y posteriormente el título de Doctor en Medicina y Cirugía en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

Así mismo obtuvo la especialidad en Nefrología, Especialista en Medicina de Familia y Comunitaria, licenciado en Física UNED Madrid, España con Master en Biofísica,  y grado de Doctor (PhD) Europeo por la UAM. Premio extraordinario de la Real Academia  de Medicina Española 2007, entre otros.

El premio Nacional de Arte “Pablo Zelaya Sierra”, fue dado al profesor Miguel Antonio Rodríguez Gudiel, quien es originario de  Danlí, El Paraíso y nació un 6 de julio de 1942. Es maestro de educación primaria urbana, ha trabajado en el instituto Departamental de Oriente, Danlí, El Paraíso 1961, es profesor de dibujo y modelado de la Escuela Nacional de Bellas Artes de Tegucigalpa, 1963, y tiene un diplomado de la Universidad Pedagógica Nacional, 2003.

Su experiencia laboral consiste en ser profesor de Artes Plásticas, profesor de cerámica de la Escuela Nacional de Bellas Artes, profesor de restauración de bienes culturales, encargado del taller de restauración en la Escuela Nacional de Bellas Artes, y ha recibido seminarios y talleres de conservación y cestauración de Bienes Culturales en México, D.F. y Panamá.

El premio Nacional de Literatura  “Ramón Rosa” fue dado merecidamente al doctor José María Leiva Leiva, quien  nació en Santa Bárbara, el 3 de octubre de 1958, es bachiller en Ciencias y Letras del Instituto Salesiano San Miguel, recibió su título de Abogado en la UNAH y posee un doctorado en Derecho en la Universidad Complutense de Madrid de 1987.

Ha recibido distinciones del Premio Internacional a la Comunicación (Oficina de Información y Prensa del Gobierno de Taiwán. 1996), diploma de reconocimiento otorgado por el Colegio de Abogados de Honduras, como miembro destacado, diploma de Honor al Mérito por su trayectoria como docente universitario concedido por la UNAH el 18 de Agosto de 1995, y Premio “Paulino Valladares” otorgado por la Asociación de Prensa Hondureña (APH), en mayo de 2007.


El evento se llevó a cabo en el salón Morazán de Casa Presidencial y cada uno de los homenajeados recibió Medalla de Oro, Pergamino, Premio en Metálico.

Escritor Olanchitense Carlos Escamilla presente en evento internacional

Carlos Escamilla (ultimo de izq a der en las fotografias)

Enlace permanente de imagen incrustada
El escritor olanchitense Carlos Escamilla estará presente con otros escritores en el evento internacional  "Cuatro cuentistas y una editorial"  promovido por  Miami Book Fair International y la editorial eRIGINAL Books en la ciudad de Miami USA este Domingo, 23 de noviembre de 11:30 a 12:30. 
Los participantes son los siguientes :
 Pablo Martínez Burkett, escritor argentino con el libro Forjador de penumbras
Carlos Escamilla, escritor, poeta y pintor hondureño con el libro Imaginarios.
Manuel Navarro, escritor español con su libro El hámster
Elena Iglesias escritora cubana con su libro La filosofía de mi gata andariega

El escritor olanchitense Carlos Escamilla publica libro de cuentos en editorial eRIGINAL en Miami USA

Enlace permanente de imagen incrustada

Inauguran en Honduras Biblioteca Itinerante Iberoamericana

La Biblioteca Itinerante Iberoamericana, una iniciativa cultural que comenzó su andadura hace dos años, fue inaugurada hoy en el Centro Cultural de España en Tegucigalpa (Ccet).

"Estamos presentando el primer evento de la Biblioteca Itinerante en Honduras, que desde hace dos años ha recorrido todo el continente y ahora viene procedente de Guatemala", indicó el director del Ccet, Álvaro Ortega, al presentar la muestra.

Unos 25 niños de un centro educativo de la capital hondureña fueron los primeros en abrir la biblioteca, que se plantea como una reflexión sobre la edición vinculada al arte contemporáneo.

Ortega subrayó que la muestra itinerante recoge ediciones de otros países como Alemania, Argentina, Brasil, Colombia, Chile, España, Guatemala, México, Perú y Portugal, entre otros, que difícilmente se pueden obtener en Honduras y otras naciones, salvo a nivel comercial.

La biblioteca se ha presentado en los centros culturales de España en el continente americano bajo la coordinación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid).

En Honduras la muestra permanecerá abierta hasta el 30 de abril en diferentes sitios, aunque su puesto principal será la sede del Ccet, dijo Ortega, quien fue acompañado a la apertura de la muestra por el director de la Aecid en Tegucigalpa, Miguel González.

La jornada cultural se enmarca en las diversas actividades conmemorativas al Día del Idioma Español.

Share on Facebook

Share on Facebook

Twitter Follow Button

Follow me on Twitter

Google +1 Button

Lectores que nos visitan Muchas gracias